La temperatura no puede ser una excusa para dejar de correr. Pero sí nos puede condicionar la práctica en función de la época del año en la que estemos. Las altas temperaturas del verano no ayudan, igual que tampoco lo hace el frío o la falta de luz natural en invierno. Pero no por ello dejamos de practicar deporte.

La pregunta ahora es cómo entrenar el running en verano. Las altas temperaturas y el sol infernal que azota España en esta época nos complican los horarios para entrenar. Es muy importante no hacer ejercicio intenso en las horas de máxima exposición por el riesgo para la salud que eso conlleva. La temporada de running vuelve a arrancar en septiembre y con ello los corredores vuelven a marcarse objetivos. Ya sea un maratón a final de año o una prueba de 10 kilómetros, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones para entrenar el running en verano.

Las recomendaciones

La principal recomendación sobre cómo entrenar el running en verano va ligada a las altas temperaturas. Deberíamos hacer nuestras sesiones en las horas en las que el calor sea menor: o bien a primera hora (antes de ir a trabajar, por ejemplo) o a última hora del día cuando el sol ya está más bajo y no incide tanto. De esta manera evitamos que el excesivo calor nos afecte a nuestro rendimiento y también a nuestra salud.

La hidratación es otro punto básico a tener en cuenta en nuestros entrenamientos veraniegos. Más que básico, imprescindible. No hidratarse es negativo para tu rendimiento y también puede serlo para tu salud. Hazlo siempre antes, durante y después de cada entrenamiento. El cuerpo suda más y necesitamos reponer líquidos y sales por lo que es un suicidio ejercitarse con calor y no llevar agua, isotónico o sales lo más frío que podamos. No pasa nada por pararnos en una fuente. Deshidratarse es lo más habitual si no se siguen las pautas correctas de hidratación, que lo más recomendable es que las marque un profesional.

Aunque pocas veces lo tengamos en cuenta, la vestimenta también ayuda a entrenar mejor cuando hace calor. Es muy recomendable utilizar ropa transpirable y a poder ser, con colores claros. Las prendas técnicas son también importantes en verano.

La crema solar se ha convertido en otro aliado para las fechas de verano. Utilizarla para ir a la playa está bien pero cuando entrenamos también es un elemento básico para no dañarnos la piel y tener problemas mayores a futuro.

Si puedes, intenta entrenar acompañado. Un golpe de calor puede dejarte ko y si estás con alguien es mucho más fácil y rápido actuar.

Quizá nos dejamos algun aspecto, por lo que si es así, te pedimos que nos lo dejes en comentarios. Y si sales a correr en verano, recuerda seguir las recomendaciones y usar el sentido común. El calor puede afectar a tu rendimiento, pero es peor que pueda afectar a tu salud.