Un verano más, La Vuelta llega a nuestros televisores para disfrutar del paso de los mejores ciclistas por nuestro país. Durante tres semanas, las carreteras y puertos de España serán escenario de la tercera grande de la temporada: 21 días de competición con más de 3.000 kilómetros de recorrido cronometrado. Etapas llanas, accidentadas, de media montaña o con finales en alto. Variedad para una La Vuelta que promete ser emocionante. Si hace unos días en nuestro blog os hablábamos de los detalles de la ronda española, hoy queremos destacar los tres puertos catalogados como Hors Categorie en esta edición. Son, probablemente, los puertos más duros de La Vuelta.

Pero… ¿cómo se cataloga un puerto como Hors Categorie? Las ascensiones en el ciclismo se definen en función de varios factores. Dureza, exigencia, situación del puerto dentro de la etapa, desnivel y distancia, principalmente. Por eso puede ser que un puerto pueda variar de categoría en una edición u otra. Actualmente los puertos pueden ser, de menor a mayor dureza, de 4-3-2-1-HC. Esta denominación la empezaron a utilizar los franceses en Le Tour en 1979, si bien es cierto que en el Giro no se tiene en cuenta y los puertos de primera categoría son los que fuera de Italia serían HC.

Los puertos más duros de La Vuelta

Ahora sí, repasamos los puertos más duros de La Vuelta para la edición 2019, aquellos que la organización ha catalogado como Hors Categorie. Son tres y están situados en las etapas 9, 13 y 16.

  • Coll de la Gallina: situado en la etapa 9 y sin ser final en alto, el puerto andorrano es uno de los más temidos por los ciclistas. Los corredores tendrán que ascender hasta los 1.900 metros de altitud de la cima superando 12,2 kilómetros al 8,3% de media. Muchos de los ciclistas que corren en La Vuelta lo conocen al ser residentes en Andorra.
  • Los Machucos: es el final de etapa de la etapa 13 de La Vuelta. Una ascensión catalogada como Hors Categorie y que tiene dos tramos con desniveles del 25%. Además, la pendiente media (9,2%) queda suavizada por varios tramos de llano o incluso de ligero descenso. Los corredores tendrán que afrontar casi 7 kilómetros de ascensión.
  • Alto de la Cubilla: es el tercer y último puerto Hors Categorie de La Vuelta. Un final inédito para la ronda española, ya que jamás se había ascendido y que supondrá un auténtico reto para los ciclistas. Sin grandísimos desniveles como los de la Gallina o los Machucos, el Alto de la Cubilla es un puerto de 17,8 kilómetros y con una pendiente del 6,2% de media. La carretera llevará a los ciclistas desde los 500 metros de altitud a la cima situada a casi 1.700 metros.

Así pues, estos son los puertos más duros de La Vuelta 2019, por lo menos en cuanto a su categoría. Luego será la propia carretera la que juzgue a los ciclistas. ¡Que empiece el espectáculo!